Cuando creas tu logo, creas tu marca

El logotipo de nuestra empresa logra que nuestros clientes nos identifiquen de forma rápida, dándonos una posición en su imaginario y automáticamente, en el mercado. Esta es la razón por la que tenemos que ser sumamente cuidadosos al momento de elegir cada uno de los detalles de este símbolo, porque será la representación de nuestra marca ante los demás. Estos son algunos consejos útiles, para que tu logotipo realmente dé un valor añadido a tu proyecto.

1.- Concepto
Es muy importante que tengas definida la esencia de tu marca, siempre considerando tu nicho de mercado, la manera en la se difundirán tus campañas, etc. Tu logotipo tiene que ser único. Identifica todos los elementos, desde la misión y el objetivo, hasta los valores de la empresa, para transmitirlos de forma eficaz.

2.- Menos es más
La simpleza aquí juega un rol muy importante. Es indispensable cumplir con la regla de eliminar todos los elementos que no nos sean necesarios. Entre más simple, será más fácil de recordar. Piensa en los logos de grandes empresas como Apple, Nike, o Facebook. Todos son minimalistas en cuanto a trazos, colores, y tipografía.

3.- Piensa en las adaptaciones
Ser conscientes de que no siempre tendrá el mismo formato, es una máxima. Uno de los errores más comunes es el no poder adaptar el tamaño del logotipo. Este debe ser igual de visible en tamaños pequeños, que en grandes. También tiene que ser igual de atractivo en gama de grises o en blanco y negro, y entre más detalles tenga, más difícil será cumplir este objetivo.

Es necesario asesorarse con los expertos para poder dar en el clavo. Nuestro logotipo no debe ser tomado a la ligera. Detrás de cualquier diseño está un equipo de creativos que desarrolló de la mejor manera el concepto del cliente. ¡Nosotros sabemos hacerlo! Búscanos.

More articles

September 13, 2018
September 13, 2018
September 13, 2018
September 13, 2018