Las redes sociales se han convertido en el canal principal de comunicación entre las personas. Es increíble la apertura que ofrecen como plataforma de opinión y de contacto. No hay que ser malagradecidos, la encargada de mantener su éxito, hasta este momento, es la publicidad. Es indispensable para cualquier marca tener presencia en ellas, pues otorga una imagen de profesionalismo inmediata, que se traduce como confianza por parte de los clientes. Una de las plataformas con mayor actividad es YouTube, la cual registra 30 millones de visitas al día, solo ubicada en la lista un lugar debajo de Facebook. Aunque estas cifras son poderosas y favorecedoras para el sitio web, las empresas mexicanas tienen centrada su atención en Facebook, Instagram y Twitter.

El formato de video es uno de los preferidos de los usuarios, por su accesibilidad. Esto se comprueba con la estadística, 72% de personas prefieren ver el contenido de forma visual, sobre un texto expuesto de forma accesible. Aunque el rol de esta red social ya esté contemplado por los mercadólogos, todavía no obtiene el papel justo dentro de la obra de la publicidad. No se toma como una prioridad para los clientes tener un canal activo, a pesar que una de las mayores tendencias es el marketing de contenidos, hay algo que excluye al contenido visual.

Es cierto que no todas las redes van siempre con los tipos de marcas. Para esto se debe analizar y estudiar el beneficio de su desarrollo. Los videos con mayor popularidad son aquellos informativos, donde se da al usuario datos útiles, que pueda ser aplicada en su ámbito personal y profesional.

Las reglas son las mismas, la difusión natural siempre será más lenta que la pagada. Se deben compartir los diferentes materiales en todas las páginas de la marca para tejer una red que complemente y nutra internamente su tráfico.

Los beneficios van más allá de mejorar el posicionamiento, tomando en cuenta que Youtube pertenece al patriarca web #1: Google, y que siempre aparece este formato en los resultados de búsqueda. Es una forma de que los clientes permanezcan más tiempo en tu sitio, e incluso es el formato más compartido por los usuarios. Ajustar Youtube a tu estrategia hará que tu engagement se extienda no solo con los que ya son tus clientes, sino también en forma de contagio a aquellos que empiezan como espectadores y terminan como compradores.

 

More articles

November 13, 2018
October 29, 2018
September 13, 2018
September 13, 2018